1983. Farmacia Castells Soler abre las puertas en un edificio construido con piedra de Montjuic, primera señal que la naturaleza forma parte de nuestra esencia.

La experiencia desarrollada nos permite formular Farmacia Barcelona. Una línea cosmética que tiene como fuente de inspiración los principios naturales. Una innovadora gama de productos naturales que ha obtenido gran aceptación.

Son muchos los que ya confían en su calidad y resultados, razón que nos impulsa a seguir ampliando la línea y proyectarnos hacia el futuro.

FB-Panoramica Passeig de Gracia